Qué es un Spin-off

spinoff
Spin-off

A los value investors (como nosotros) nos gusta invertir en empresas que son oscuras e indeseables y que, por este motivo, tienden a ser mal valoradas por el mercado. Usualmente, se trata de empresas de pequeña capitalización bursátil (microcaps o smallcaps) que suelen estar cubiertas como mucho por tres analistas. Y que, además, tienen una relación precio-beneficio o precio-valor contable baja.

Referente a lo anterior, no hay nada nuevo que ya no sepas. Pero existe un detalle, que los value investors también tienen presentes a la hora de descubrir negocios interesantes. Y éste son los Spin-off. Los cuales crean precios erróneos debido a un desequilibrio entre la oferta y la demanda, con una oferta superior a la demanda.

DATOS

Los inversores de valor encuentran atractivas las empresas escindidas. Y las empresas derivadas han recompensado generosamente a los inversores. La evidencia empírica muestra que las empresas derivadas han superado los parámetros de referencia. El índice de Spin-off de Bloomberg se ha revalorizado alrededor del 300% desde 2006, mientras que el índice de Spin-off de S&P en los USA se ha revalorizado cerca del 270%, superando con creces el índice de retorno total de S&P500, así como los índices bursátiles de valor y crecimiento de S&P.

¿Qué es un Spin-off?

Un Spin-off es la creación de una compañía independiente a través de la distribución de nuevas acciones de un negocio existente o división de una compañía matriz. Pero para comprenderlo más profundamente, vamos a exponer los tres rasgos más importantes.

Definición

Para que quedé más claro, te diré lo que no es un Spin-off. No es una venta, no es una oferta pública inicial y no es una venta dentro de una empresa. Un verdadero Spin-off ocurre cuando tú, como accionista de la compañía, recibes acciones de otra compañía al mantener esa compañía matriz. Un Spin-off ocurre por distribución.

Un verdadero Spin-off debe ser una escisión por distribución. Crean precios erróneos debido a un desequilibrio entre la oferta y la demanda, con una oferta superior a la demanda. El exceso de oferta crea una presión a la baja sobre el precio de las acciones de la unidad escindida, lo que permite al inversor entrar en el mercado de valores a un precio deprimido.

En primer lugar, los accionistas de la empresa matriz, normalmente acciones de alta capitalización, que ahora reciben acciones de la unidad escindida pueden saber muy poco sobre la nueva empresa, invariablemente acciones de baja capitalización, por lo que pueden estar motivados para vender la nueva empresa. Además, la falta de conocimiento sobre la nueva empresa deprime la demanda de sus acciones. Esta situación se ve agravada por el hecho de que la nueva empresa todavía no está cubierta por los analistas, que pueden no empezar a cubrir las acciones durante meses después de la escisión.

Fechas

Ésta es la clave. Cuando se anuncia un Spin-off, el evento puede tardar hasta 18 meses en materializarse. Después de realizarse el anuncio, por norma general suele disminuir el ruido sobre ella. Y te tocará rastrear sobre ella para no perdértela (a menos que simplemente entrés al precio de ese momento, pero puede no ser el ideal/esperado). A lo largo del período, debes estar atento a las nuevas presentaciones de los Formularios 10Q y 10K, a las actualizaciones en las ganancias sobre el rendimiento y a la actualización continua de su modelo con los datos financieros producidos.

Desde que se convierta en “verde” la decisión de entrada, ejecútala para poder mantener las acciones en la correspondiente fecha de registro. Así asegurarás el conseguir el Spin-off.

Oportunidad de inversión

Esta es el área donde toca hacer la tarea. El primero consejo es: Averiguar por qué la compañía está haciendo el Spin-off. Esta es la parte que la mayoría de los analistas se pierden. Deciden saltar sobre los números. La verdadera clave para iniciar cualquier análisis es este preciso punto. Recibirás las señales de adónde ir para dirigir tu investigación. A veces la razón es bastante genérica.

 

Las razones genéricas comunes incluyen: “Creemos que las empresas funcionarán mejor por su cuenta” y “Se necesita independencia para hacer realidad el valor de cada empresa”. De nuevo, lee entre líneas y descubrirás más. Necesitarás analizar las compañías pre- y post-spin para ver si hay algún valor. ¿Debería comprar las acciones antes o después del Spin-off?

Además, hay que tener en cuenta a los accionistas y a la dirección. ¿Quiénes son los principales accionistas y por qué poseen las acciones? ¿Quiénes son los directivos específicamente y cómo se les incentiva? ¿Han estado comprando acciones recientemente? Dependiendo de su cantidad y de cuánto ya poseen, comprar podría ser una buena señal.

Para concluir

Lo ideal es buscar pistas de en qué se convertirán dichas empresas. Mucha de esta información podremos encontrarla en los formularios o presentaciones de la empresa. Recuerda, la mayoría, si no toda la información que necesitas sobre ella está ahí fuera. Sólo te va a tocar ponerte el mono de trabajo e investigar en Internet.