Renta fija vs Renta variable

Un primer punto que deberíamos tener claro, es el conocer la diferencia entre la renta fija y la renta variable. Para así poder elegir el vehículo que más se amolde a nuestra personalidad y nuestros objetivos. Lo primero que vamos a hacer es entender lo que significa cada una de ellas:

Renta fija

Se da en las inversiones en donde se conoce de antemano cual será la rentabilidad que obtengamos para el producto contratado. Dicha rentabilidad podrá ser abonada a lo largo de la inversión o al finalizar dicho contrato. Como ejemplos de renta fija podríamos nombrar los bonos, las obligaciones, las letras, los pagarés, depósitos a plazo y las cuentas de ahorro. Por norma general, una inversión en renta fija generará una menor rentabilidad respecto a la variable, pero también tendrá un menor riesgo.

Renta variable

Se da en las inversiones en donde no se conoce de antemano cual será la rentabilidad final que obtengamos por dicho producto contratado. Dando posibilidad a que puedan llegar a ser negativos, por motivos como la gestión de una empresa, comportamiento de los mercados o evolución de economía. Como ejemplos de renta variable podríamos mencionar las acciones o los fondos de inversión. Las inversiones de renta variable generan una mayor rentabilidad que las inversiones de renta fija, pero presentan un mayor riesgo.

Vistas las diferencias entre ambos, podemos ver que la primera suele ir destinada a un personal más conservador. En la actualidad, los depósitos que ofrecen las entidades bancarias están rondando un interés anual de entre el 0,25-1%, lo cual nos hace a la mayoría descartar esta opción para extraerle una rentabilidad razonable a nuestros ahorros. Entonces nos queda la opción de la renta variable, pero aquí debemos ver si realizaremos una gestión activa o pasiva de los mismos.

En la primera tendremos que dedicarle tiempo a estudiar sobre las inversiones e ir aprendiendo a base de golpes J. Y en la segunda, derivaremos esa gestión a profesionales, pudiendo elegir dentro del variado abanico que existe, sea una entidad bancaria o un fondo de inversión privado. Yo como recomendación personal siempre aconsejo estudiar irnos a los inversores privados y estudiar su historial, ver videos de sus presentaciones y familiarizarnos con ellos, para ver si nos inspiran confianza. En la web de www.morningstar.com podremos ver un apartado de puntuación de los mejores fondos de inversión según países o según otros baremos.

Enlace de interés: www.morningstar.es/es/funds/default.aspx