Nociones básicas de economía personal

Podríamos mencionar como carencia del sistema educativo, la falta de preparación en algo tan importante como es la economía personal. Este déficit, por norma general, debemos tratarlo de una manera autodidacta y buscando información especializada.

Lo primero que deberíamos comprender es cómo interpretar nuestra nómina. Me he encontrado gran cantidad de personas que desconocen la diferencia entre sueldo bruto y sueldo neto. No voy a realizar un análisis completo del asunto, pero intentaré explicar de una manera sencilla cómo funciona.

Imaginemos que eres empleado de una empresa, habéis firmado de manera voluntaria un contrato para tú ofrecerle la realización de una actividad y la empresa pagarte por ello. Dicha empresa al tener que abonarte la mensualidad, tendrá que pagar al Estado un importe por cotizaciones sociales y por otro lado un sueldo bruto a ti, el cual estará formado por lo siguiente:

1.- Devengos(cantidades que recibe el trabajador como ingresos, formados por salario base, pagas extras, etc…)

2.- Deducciones(cantidades que se van a descontar de los citados devengos, como pueden ser contingencias comunes, IRPF etc…)

Y por último, al punto 1 le restaremos el punto 2, obteniendo nuestro sueldo neto. Y ahora sí, pongámonos manos a la obra para destinar una parte del mismo al ahorro. Yo siempre he apartado un 10% del sueldo para ahorro y es lo primero que envío a mi cuenta de ahorro nada más cobrar. Este porcentaje podremos variarlo según nuestros gastos o necesidades, pero debería ser una cantidad con la que jamás contásemos.

Ahora que sabemos como obtenemos nuestro sueldo es hora de que pasemos a ser disciplinados, para lo cual voy a exponer una serie de puntos relacionados con la economía personal:

Realiza un control de ingresos y gastos

Lo primero que deberías hacer es tener un seguimiento de adonde se va tu dinero. Así que ponte el traje de contable y empieza a averiguar si tienes gastos tóxicos que producen un gran agujero en tu bolsillo. Existen infinidad de aplicaciones gratuitas que te permitirán ver tus cuentas de una manera más precisa.

Localiza el banco donde pagues menos comisiones

Un simple gesto como el de trasladarte a una banca online, puede hacer que ahorres en comisiones una cantidad razonable de dinero.

¿Tarjetas de débito ó de crédito?

Hay que entender que las primeras solo te permiten gastar lo que tienes en tu cuenta y las segundas pueden hacerte pagar altas comisiones si no sabes como controlarlas. Cuando seas capaz de controlar bien tus cuentas, podrás usar las tarjetas de crédito en momentos puntuales, sobretodo aquellas que no te cobran si devuelves el préstamo al mes siguiente. Ya que podrás disponer de un dinero del banco y sacar durante un mes rentabilidad extra al tuyo propio.

Primer paso “A por las deudas de crédito”

La mejor manera de empezar a ahorrar es quitarse las deudas tóxicas, entre ellas las que a veces adquirimos al comprar algo a plazos con una tarjeta de crédito. Antes de restar tu 10% para ahorro, deberías destinarlo a cancelar este tipo de deuda.

Ahorra desde ya para la jubilación

Cuanto antes empieces a ahorrar antes se multiplicará tu dinero exponencialmente. Y todo ello a través del interés compuesto, al que dedicaré un apartado entero más adelante para que lo comprendas.

Ahorrar e invertir

Dos términos que deben ir de la mano, de nada nos sirve ahorrar un dinero y meterlo en una cuenta sin interés o donde el mismo va a ser inferior a la inflación. Por lo cual, estaremos perdiendo dinero cada año. ¿Inflación? Sí, te lo explico en seguida.  “Proceso que causa una subida continuada de los precios de la mayor parte de los productos y servicios, y una pérdida del valor del dinero para poder adquirirlos o hacer uso de ellos”. Resumidamente, que con los años, vas a tener el mismo dinero pero cada vez vas a poder comprar menos productos y servicios por la subida del precio de los mismos. Por norma general siempre se ha mantenido la inflación en una media del 2%, aunque en años de crisis, de depresión, suele irse a cero o a negativo inclusive.

Bueno, ¿ya va entrando en calor la mente no? Pues manos a la obra, que tienes tareas por hacer. ¡Ánimo!