Fearless Girl

fearless girl

Si habéis ido de vacaciones a New York, os resultará familiar la foto de arriba. A esta estatua se la conoce como la “fearless girl” (niña sin miedo) y está situada frente al toro de Wall Street. El State Street Global Advisors colocó la estatua para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

Y parece que cada vez tiene un mayor sentido el verlas juntas. Ya que según los registros que van llegando, queda constancia que las mujeres son mejores inversores que los hombres. Y es que hay un creciente grupo de evidencias.

La firma de inversión Fidelity comunicó el pasado año que las mujeres inversoras superaron el desempeño de los hombres durante el 2016 en un 0,3%. De hecho, Fidelity encontró que las mujeres superaron a los hombres en la última década.

Los datos de Openfolio, una aplicación de seguimiento de las inversiones, también arrojaron la misma tendencia. Las mujeres han superado a los hombres cada año durante los últimos tres años desde que Openfolio comenzó a hacer un seguimiento de estos resultados.

Según palabras de Kathy Murphy, presidenta de inversión personal en Fidelity “Las mujeres se están desempeñando mejor que los hombres y con mucho menos riesgo. Los hombres tienen una mala tendencia a comprar y vender acciones con demasiada frecuencia. Muy pocas personas han dominado el arte de entender los tiempos del mercado. Así que, demasiadas operaciones consumen los rendimientos de los chicos”.

Terrance Odean, profesor de la Escuela de Negocios Haas de la Universidad de Berkeley, quien ha pasado su carrera estudiando las tendencias de los inversores, descubrió que los hombres hacían 45% más operaciones que las mujeres en los años 90. Y lo atribuyó a un exceso de confianza masculina.

Las mujeres, por el contrario, tienden a ser inversoras de buy & hold (comprar y mantener). Que es exactamente el consejo que famosos gurús de la inversión como Warren Buffett y Jack Bogle dan a la gente.

“Pon tu dinero en fondos de índice baratos y luego no los toques durante años o décadas”

 

Las mujeres tienen metas a largo plazo y se atienen al plan. Se enfocan en el ahorro y la inversión para el retiro o para el fondo universitario de sus hijos, no en ser más listas que el mercado.

Pero aquí es donde las mujeres todavía se equivocan: tienden a ser excelentes ahorradoras, pero con frecuencia son temerosas del mercado de acciones. Carecen de confianza sobre inversión, a pesar de la creciente evidencia de que las mujeres son talentosas en ello.

Personalmente me quedo con una frase de Sallie Krawcheck, la que fuera presidenta de la división Global Wealth & Investment Management del Bank of America, “Las mujeres no tendremos completa igualdad con los hombres hasta que no tengamos igualdad financiera con los hombres”.

Krawcheck lanzó recientemente Ellevest, una firma financiera dirigida enteramente a las mujeres. El lema de Ellevest es “Invierte como mujer, porque el dinero es poder”.

Por ahora, las mujeres no superan a los hombres por una enorme cantidad. Como ya dijimos, en el último registro promedia en un 0,3%. Pero si tenemos en cuenta el porcentaje de mujeres y de hombres que invierten, podemos considerarlos unos números muy potentes.

En mi entorno, puedo corroborar que la única fémina que invierte nos saca los colores en cuanto a rentabilidad. Es disciplinada con sus aportaciones al ahorro, no para de adquirir una mejor cultura financiera y lo más importante, no pretende enriquecerse de hoy para mañana. Así que, a lo mejor deberíamos abrir este mundo de una manera más potente a nuestras amigas, mujeres, hijas o madres. Las cuales de seguro nos ayudarán a poder rentabilizar mejor nuestra cartera.